alfombra Trucos para hacer tu decoración más veraniega

Trucos para hacer tu decoración más veraniega

En las revistas de decoración y catálogos de las casas más importantes se llenan en esta época de motivos veraniegos, podemos ver las colecciones de cojines estampados, cortinas ligeras y las colchas de verano como protagonistas, con sus alegres colores y sus estampados frescos. Y es que en verano nuestro estilo de vida cambia, estamos más felices, más activos y es ideal cuando todo está en perfecta armonía.

Hoy venimos con pequeños trucos que pueden ayudarte a cambiar el aspecto de tu casa y hacer que todo se vea más fresco y acogedor en esta época del año. ¿Quieres traer el verano a tu casa? ¡Sigue leyendo!

Dale protagonismo al blanco

El blanco es un color que transmite frescura, úsalo durante el verano para tus textiles del hogar. Puedes usarlos para la ropa de cama, para las fundas de tus sofás y de tus sillas de comedor, alfombras, o incluso para tus cortinas si eres de las personas que cambian las cortinas en verano.


Este tono siempre te va a combinar con todo y, especialmente si no hay otras cosas de ese color en la habitación, será como un soplo de aire fresco. Pero no tienes por qué recurrir al blanco total. Puedes optar por colchas o fundas con fondo blanco y algún estampado de color que le dé un plus de vitalidad y de alegría.


Si no quieres poner fundas a tu sofá cambia los cojines por otros de materiales frescos y con el blanco como protagonista y usa algún fular para que tu sofá se vea más veraniego.

Cambia los tejidos

Si en invierno apetece tener alfombras de lo más calentitas, apuesta por otras con fibras naturales como nuestro modelo “África” o el modelo “Slate” hecho de polipropileno ideales ambas tanto para interiores como exteriores.

Despeja los espacios

Esa sala de estar con cortinones gruesos y una mullida alfombra es, sin duda, lo máximo para el invierno. Pero en verano puede saturar demasiado y dar la sensación de espacio agobiante y excesivamente cálido.
Puedes quitarle un poco de peso retirando los cortinones y dejando tan solo el visillo en las ventanas y recogiendo la alfombra de cara al verano. Puedes sustituirla por una alfombra de tejidos naturales, como las de bambú, que son muy frescas y que le darán a la casa un aspecto totalmente diferente, a la vez que continúan protegiendo tus suelos.


Procura que las habitaciones no se vean demasiado saturadas de cosas. Una decoración ligeramente recargada puede ser buena en invierno, pero en verano debe de permitirse la sensación de que corre el aire y que todo es mucho más fresco y agradable.

Juega con los aromas

Por último, puedes cambiar incluso el aroma de tus productos de limpieza. Busca aquellos que tengan un olor más fresco y suave y que evoquen la naturaleza, ya que el olor es muy importante en la impresión que da una casa.

Categorías: Consejos
alfombra Algunas tendencias de decoración para el verano

Algunas tendencias de decoración para el verano

El verano, para muchos, es momento de bajar el ritmo y disfrutar del clima con familiares y amigos. Pero también es tiempo de llevar a cabo todas esas tareas pendientes de carácter personal que descuidaste ante el ajetreado día a día laboral. Por ejemplo, las relacionadas con la decoración del hogar. No existe, pues, mejor instante para acercarla a las últimas tendencias de luz y frescor, de estética y relax. ¡Aquí van algunas de ellas!

No relegues el uso de textiles. Cortinas, cojines y mantelerías poseen una fuerte potencia estilística en cualquier temporada. Úsalos ahora de tejidos naturales, como el lino, y colores brillantes, como el pastel intenso. Incluso alfombras. Sí, has oído bien, ya que, en contra de la creencia mayoritaria, no desprenden calor. Lana, por ejemplo, es un material aislante con capacidad, entre otras cosas, para regular la humedad ambiental, esa que genera el famoso bochorno. Puedes echarles un vistazo a nuestras alfombras de salón y comprobar cuál se adapta más a tus intenciones y emociones (también disponibles en outlet).

Madera y pizarra son dos materiales muy de moda. ¿Has probado a servir tu mejor plato en una mesa fabricada con ellos? Dale caña, para ese piso veraniego en la playa, para cualquier jardín o terraza.

Pero si hablamos de un material de temporada por antonomasia para la elaboración de muebles, apuesta por la rejilla (cannage), que ha arrasado en las últimas ferias internacionales de Diseño.

Impregna el interior de exterior (conocido en decoración como «outside inside»). Empieza con lo vegetal: un planta para cada estancia, con cocina y baños incluidos; flores silvestres para cada mesita de noche o como centros en el comedor. La sencillez es siempre sofisticación. Y si encima ganamos salud, pues mucho mejor. Porque «lo verde» humidifica el ambiente, hidrata la piel, aporta vitalidad. Tres plantas ideales para estos casos son el aloe vera, que apenas necesita cuidados y posee fuertes propiedades curativas (cicatrizante, astringente, calmante); los cactus, muy resistentes; y la sansevieria, gran purificadora de aire.

Plantea una iluminación artificial original, fundamentalmente para las noches, donde la vida veraniega alcanza su cénit. Farolillos, guirnaldas o pequeñas bombillitas de colores serían una enorme elección. Esto puede aplicarse tanto en zonas exteriores como interiores. Cierra los ojos… Ahí está, un rincón de lectura, en el salón, con cualquier lámpara de papel a inspiración japonesa, y una hamaca estampada, estilo boho… ¿Lo ves?

Categorías: Consejos
alfombra Cómo dejar entrar la primavera en tu hogar

Cómo dejar entrar la primavera en tu hogar

Con el buen tiempo dan ganas de renovar toda la casa. Lógicamente no podemos renovar los muebles cada vez que cambiemos de estación, pero sí podemos darles un aire distinto a los muebles de madera y aprovechar para darles una nueva vida a aquellos que lo necesitan.

Una de las primeras reglas de la decoración es que, si se quiere que una habitación tenga una sensación de frescura, debemos de evitar que se vea recargada. Por tanto, fuera adornos innecesarios de tus muebles y apuesta por el minimalismo. Pocas piezas, pero de calidad y belleza, conseguirán dar una imagen mucho más fresca de tu sala de estar y de tu comedor que además se verán más elegantes.

Si tienes muebles que ya se ven antiguos o que se han ido estropeando con el paso del tiempo pero son de madera buena, ni se te ocurra deshacerte de ellos. Lo vintage está de moda, pero no confundas vintage con viejo. Ponte manos a la obra, lija tus muebles en mal estado y dales un acabado envejecido y muy diferente usando, por ejemplo, una pintura a la tiza. El cambio será espectacular y tu habitación se verá totalmente renovada y fresca.

Alfombras frescas

¿Eres de los que recoges las alfombras en verano y no las sacas hasta que llega de nuevo el frío? Seguro que no haces lo mismo en tu cama o con tus cortinas, sino que simplemente, sustituyes las de invierno por otras más adecuadas para la estación.

Pues con las alfombras sucede lo mismo, tal vez la solución no esté en retirarlas, sino en cambiarlas por otras más frescas que ayuden a que la casa se vea más vestida y mucho más agradable.

Un buen ejemplo son las alfombras realizadas con fibras vegetales, como por ejemplo las fabricadas con fibras de coco. O las alfombras de bambú o las que se fabrican con tablillas de madera. Cualquiera de estas alfombras puede ser muy elegante y muy fresca a la vez, siendo la solución perfecta para el verano.

Si además tu suelo es de madera, con estas alfombras evitarás que se estropee al estar totalmente desprotegido durante el verano, sobre todo en las zonas de más tránsito como el pasillo o la sala de estar. Aprovecha también para cambiar las cortinas gruesas por estores con tela con filtro solar y así tus suelos tampoco se deteriorarán por el sol.

Categorías: Consejos
alfombra Cómo dar calidez a tu sala de estar

Cómo dar calidez a tu sala de estar

Una sala de estar debe de ser acogedora y muy cálida (que no calurosa). Debe de transmitir esa sensación de refugio que todo el mundo espera encontrar al llegar a casa. Y, para eso, hay ciertos trucos que ayudan mucho a conseguirlo.

Cuida tu sofá

Todo el mundo quiere estar cómodo en el sofá de su casa y eso implica siestas, películas con palomitas y niños jugando. Con este ajetreo es normal que la tapicería no se vaya a mantener limpia e intacta durante mucho tiempo. Las fundas para sofás, no solo consiguen darle un aspecto mucho más acogedor al sofá, también ayudan a que se vea siempre impecable.

Las alfombras

Es otro elemento importante en cualquier sala de estar. Una habitación sin cortinas y sin alfombras siempre se verá desnuda por muchos muebles que tenga, así que es imprescindible vestir las ventanas, como veremos en el siguiente punto, y también los suelos tan y como veremos ahora.

Escoge la alfombra en función del uso que le das a la sala. Si tienes niños a los que les encanta tirarse en el suelo a jugar, puedes apostar por una mullida de mucho pelo. Si tienes mascotas y te encanta que estén en la sala contigo, escoge alfombras sin pelo, como las de fibras vegetales, que resultan mucho más fáciles de aspirar y de limpiar.

Pero, en todo caso, escoge alfombras en función de las fundas que has escogido para tu sofá. Según la linea decorativa que hayas escogido puedes hacer que ambas cosas tengan el mismo color o que vayan en contraste para destacar una por encima de la otra. Actualmente, existen varias tendencias en alfombras. La más llamativa anima a montar varias diferentes cubriendo en la totalidad el suelo de la sala.

Las cortinas

Las cortinas es el último punto textil que acaba de vestir a una sala de estar y hay que escogerlas en función de gustos y también en función de espacio. Una sala pequeña se verá mucho mejor con unos estores que con unos cortinones fruncidos que ocupen más espacio. Y la sensación de calidez de hogar será exactamente la misma.

Apuesta por cortinas o estores fáciles de limpiar, atractivos y que combinen con el resto de elementos de tu sala para conseguir un aspecto muy agradable que haga que cuando entres en tu sala de estar, sientas que estás entrando en el lugar más agradable de tu mundo.

Categorías: Consejos
alfombra Consejos para decorar tu piso desde cero

Consejos para decorar tu piso desde cero

Te has comprado un piso nuevo, y… ¿ahora qué? Es decir, ¿cómo vestirlo?, ¿por dónde empezar?, ¿cuál es la mejor manera de arriesgar? Pues aunque desde Tu Tienda de Alfombras siempre recomendamos adaptar tu hogar a tu propia personalidad (cosa que a la larga dará múltiples y variadas satisfacciones), sí existen una serie de claves infalibles para alcanzar ese grado de confort suficiente y, por supuesto, necesario; compartimos contigo algunas:

Elige bien el mueble principal de cada estancia, sobre el que orbitará el resto de la decoración. En un vestíbulo, por ejemplo, puedes apostar por un recibidor como protagonista, cuyas características técnicas particulares marcarán el estilo general. Para ello es muy importante tener en cuenta, sobre todo, las gamas cromáticas. Un color neutro no condicionará en exceso el resto de elementos accesorios; sin embargo, uno llamativo o varios combinados serán más definitorios. Y, en este caso, céntralos sobre una alfombra de salón pequeña, muy práctica.

Piensa después en todos ese mobiliario auxiliares. No satures: menos es siempre más. Pensemos en el salón, habitación por antonomasia del hogar, donde ocupamos la mayor parte de nuestro tiempo casero: un mueble de líneas rectas para el televisor pasará más desapercibido, y puedes combinarlo con alfombras modernas o clásicas.

La madera continúa siendo el alma mater en la decoración de hogar. Aunque en su aspecto más natural, mostrando sus imperfecciones originales (estrías, vetas, grietas) sin tratar, al desnudo. Esto combina muy bien con todo lo metálico (estilo industrial, tan de moda). Además, cada vez se usan más oscurecidas: nogales, wengué, ébano e incluso negros absolutos. Sin menospreciar esas maderas más claras, fundamentalmente con toques grisáceos, influencia nórdica.

Los acabados en cemento y oxidados también imperan, así como el mármol no solo para encimeras, sino también, por ejemplo, en paredes. Y en tapicerías, la mezcla de texturas, en lana gruesa.

Los textiles dan muchísimo juego. Cojines, cortinas… potencian el estilo y delimitan espacios más atrevidos. Poseen a su vez la ventaja de que pueden renovarse más fácil y económicamente. En este sentido, a nosotros nos encantan los kilims, alfombras de tejido plano muy ligeras que incluso se usan para colgar o para cubrir una mesa. Elaborados con lana cien por cien natural, sus vistosos colores y la irregularidad de los mismos, producida por los tintes originales, hacen de ellos piezas únicas e irrepetibles, las cuales nunca pasan de moda.

Decora las paredes con tonos neutros y algunas notas de color en forma de cuadros o fotografías. El gris sigue siendo uno de los colores top, extremadamente versátil. Combínalo con verdes y beis, algo natural y relajante, ideal para los dormitorios tanto de los adultos como de los más pequeños.

Y apuesta por la iluminación natural. Que los visillos, cortinas o estores de las ventanas no sean demasiado gruesos; que las puertas de cristal o correderas se dejen ver; que los espejos esté colocados de manera estratégica para una correcta refracción de los rayos solares.

Categorías: Consejos
alfombra Viste tu hogar con estilo esta nochevieja

Viste tu hogar con estilo esta nochevieja

Se acerca, sin duda, la noche más larga de la temporada… ¡Fin de año! Donde echamos la vista atrás, recapitulando emociones, para plantearnos nuevas y mejores intenciones. Y qué mejor manera de hacerlo que con estilo: viste también tu hogar con las mejores galas, decora con las últimas tendencias, y que esta velada no pase desapercibida.

Lo cromático juega un papel fundamental en Nochevieja, aportando interesantes toques de personalidad. El rojo, verde y blanco son aquí los colores estrellas, como seguro bien sabes, pero conjúgalos con algún toque dorado o, mejor aún, cobre, muy actual. Y si de modernidad hablamos, emplea en tu árbol navideño luces azules y plateadas, pero olvídate de colocar en él demasiadas bolas: esta temporada triunfan las cintas, los cristales y botones. Visita nuestra tienda Alba Decoración y deja volar tu imaginación.

El muérdago sí es todo un clásico que no entiende de modas. Se recomienda colgarlo en una puerta, la que da acceso al comedor, por ejemplo, para que acoja, según la tradición, una bonita y familiar comunión de besos alrededor de una buena alfombra a medida.

Y sobre la mesa, velas, flores, algún que otro jarrón, pero, una regla fundamental, que jamás nada entorpezca la visión o comunicación entre los comensales. Aquí mejor pecar por defecto que por exceso.

Te invitamos a reutilizar algunos botes como improvisadas y originales lámparas artesanas: rellénalos de guirnaldas o luces y disfruta de una iluminación confortable.

¿Has tomado nota?

Categorías: Consejos
alfombra Alfombras en la gran pantalla

Alfombras en la gran pantalla

Luces, cámaras… ¡y acción! Silencio, (se) rueda. A lo largo y ancho de esos suelos de película. Hablamos, cómo no, de las alfombras, también protagonistas en la historia del Cine. Porque ¿quién no recuerda La alfombra mágica (1951, Lew Landers)? En Teherán (Irán) se encuentra la ciudad de Qom, enclave sagrado para los chiitas y donde se fabrican a mano, con nudo persa pequeñísimos (de ahí la precisión de sus grabados) en lana o seda, joyas textiles como la de esta cinta. Las más famosas llevan motivos religiosos. Con una altura de pelo intermedia, su tintada es de origen vegetal, fundamentalmente en verde, rojo, azul, naranja y marfil. Por su estilo, este tipo de alfombras suelen colocarse en la pared, a modo de tapices.

Aunque si eres de los que no temen a las elegantes alfombras de pasillo, aún soñarás con esa pieza lisa de El resplandor(1980, Stanley Kubrick). Las mejores proceden de Pakistán. También son anudadas a mano, en lana sobre urdimbre de algodón, con un hilado mediante rueca. Armonizan estancias, dotándolas de unidad interior. Un elemento decorativo único e irrepetible para tu hogar, de diferentes formas y tamaños, como las llamadas kilims.

En la provincia de Isfahan (Irán) se encuentra la ciudad de Kashan, donde la artesanía de alfombras, tras casi dos siglos de inactividad, sufrió un impresionante auge a manos femeninas (junto a la cerámica) desde finales del XIX hasta nuestros. Textiles con una alta densidad de nudos persas, con motivos campestres o florales y el rojo, azul o beis como colores dominantes, de aterciopelados acabados en lana suave (sobre todo por su centro y grecas), similar a aquella donde reposaba Jeff Bridges en El gran Lebowsky (1998, hermanos Coen). Imprescindibles como alfombras de salón.

También reposaba sobre una pieza única Ryan Reynolds en Deadpool (2016, Tim Miller); una alfombra de estética Khatam, esas anudadas en Yazd, al sur de Persia, a partir de telares verticales y técnica asimétrica. Habitualmente están engalanadas por un medallón central o por motivos florales rameados sobre su fondo liso. Verdaderamente alfombras modernas.

Las realizadas en la región de Sjirvam (Azerbaiyán) se consideran las más bellas de entre las caucásicas. Compuestas a base de nudos simétricos Ghiordes y pelo corto, predominan en colores blanco y crema, aunque también en rojo y azul, como la que aparece en la cinta Joy (2015, David O. Russell). Poseen una textura a priori delgada, pero resultan piezas muy resistentes, ideales para zonas de paso diario.

Categorías: Curiosidades
alfombra Las alfombras más famosas de la historia

Las alfombras más famosas de la historia

Las comunidades nómadas, miles de años atrás, necesitaban algún elemento cómodo, más práctico que esas pesadas mantas hechas con piel de oveja, para protegerse ante los fríos inviernos. Ahí surge el origen de la fabricación de alfombras. Los primeros telares, horizontales, estaban compuestos por dos costillas de madera ancladas al suelo para sostener, entre ellas, la urdimbre; también fácilmente trasportables de una zona de acampada a otra. Alfombra que, por supuesto, se usaban al mismo tiempo como elementos decorativos, donde primaban los motivos geométricos, curvilíneos.

La más antigua que se conoce data del año 400 a. C., muy probablemente fabricada en Armenia y Persia. La llamada alfombra Pazyryk, hallada a mediados del siglo XX dentro de un bloque de hielo en unas excavaciones siberianas, mide ciento ochenta y tres por doscientos centímetros y posee una densidad aproximada de trescientos sesenta mil nudos por metro cuadrado. ¡Ahí es nada! Su centro, roseta, está bordeado por venados y guerreros a caballo. ¿Te la imaginas como alfombra de salón? Piénsalo, aunque mientras tanto puedes admirarla in situ en el museo Hermitage de San Petersburgo, Rusia.

En otro museo, el Historiska de Suecia, reposa una famosa alfombra Marby. Tejidas en la región de Anatolia (actual Turquía), está anudada por completo con tramas de hilo rojo y marrón. Otra fue descubierta en 1886 dentro de una iglesia italiana, y una tercera allá por 1990 en el Tíbet.

El siglo XVI significó una proliferación de estas joyas textiles al amparo de los emperadores y sus talleres cortesanos. De esa época, concretamente de 1539, data la alfombra Ardabil, quizá la más esplendorosa del mundo. También de origen persa, tiene unas dimensiones de quinientos treinta y cuatro por mil ciento cincuenta y dos centímetros. Encargada por Tahmasp I para la mezquita de Sheikh Safi, requirió, cómo no, una mano de obra cinco tejedores que emplearon tres años en terminarla. Qué tapiz. Consta de quinientos dieciocho mil nudos por metro cuadrado, pelo de lana y trama de seda. Hoy día puede contemplarse en el Vitoria & Albert Museum de Londres. Bueno, una de ellas, pues aunque originalmente se fabricaron dos ejemplares, uno fue sacrificado para reparar la otra, pero algunas partes sobrantes aún permanecen expuestas en el County Museum of Art de Los Ángeles.

A mediados del siglo XIX, Kanda Rao, marajá de Baroda, uno de los principales estados de la India, ordenó tejer la que hoy se considera la alfombra más cara del mundo. Pues porque su intención era decorar con ella nada más y nada menos que la tumba de Mahoma. Está cosida con seda y la engalana zafiros, diamantes, esmeraldas y perlas en uno con setenta y tres por dos con sesenta y cuatro metros cuadrados. Para que te hagas una idea: esta alfombra del Marajá cada decímetro cuadrado lo componen cinco mil perlas… Cómo quedaría como alfombra de jardín, ¿eh?, tintineando con los destellos de la luz del sol.

Categorías: Curiosidades
alfombra Trucos caseros para mantener las alfombras en perfecto estado

Trucos caseros para mantener las alfombras en perfecto estado

Estamos convencidos de que, a estas alturas del partido, tienes ya alguna que otra alfombra en casa, ¿verdad? Crean ambienten íntimos, con confort y elegancia. Aunque también captan fácilmente esa suciedad diaria del ir y venir de personas y animales. Porque no es solo una mera cuestión de malos olores, sino de los temidos ácaros, cuna de las alergias. Además, una alfombra descuidada se apelmaza y deshilacha. Por ello requieren una óptima limpieza periódica que preservarse en buen estado. Presta atención a estos consejos caseros:

Las alfombras de pelo largo son las favoritas de los niños. Cuida, pues, que no se desprendan sus hebras sintéticas. El vinagre blanco, mezclado con un poco de agua, es una solución ideal para desinfectarlas. Al secarse, cualquier olor acidulado se volatilizará. Pero no se trata de empapar la alfombra a mansalva, basta con pulverizarla por encima. Cuélgala primero al aire libre, golpéala con un atizador para eliminar restos de polvo, cabellos y demás restos del día a día y, ahora sí, rocíala con dicho preparado (unos cincuenta mililitros de vinagre blanco más unos doscientos cincuenta mililitros de agua, aproximadamente, en una alfombra de tamaño normal), para dejarla secar tres horas.

Si tienes esa alfombra clásica heredada o comprada de segunda mano, vintage, preciosa aunque algo avejentada, tendente a retener olores indeseables, has de saber que la sal funciona con desodorante natural, y a su vez elimina las manchas de humedad. Espolvoréala con unos doscientos cincuenta gramos, bien esparcidor por toda la superficie. Luego ve enrollándola poquito a poco, que quede bien compacta, sin apenas espacio entre sus pliegues, y déjala así veinticuatro horas. Después la aspiradora hará el resto, eliminando no solo la sal, sino también el mal olor y suciedad.

Las alfombras de jardín suelen mancharse fácil y rápidamente. Puedes limpiarlas en pocos minutos, prácticamente a diario calentando un litro de agua (tibia siempre, sin llegar a hervir), añadiéndole cien mililitros de amoníaco y sirviendo la solución en un pulverizador para rociarla por toda la alfombra y a continuación, con un cepillo, ir fregándola. El aire libre hará el resto.
De cualquier modo, más allá de estos interesantes trucos caseros, al menos una vez al año recuerda ponerte en manos expertas para una limpieza profesional de tus alfombras. En Alfombras Baldomero somos especialistas en el tratamiento y mantenimiento de todo tipo de alfombras. Asimismo, mantenemos un fuerte compromiso ecológico a la hora de limpiar alfombras gracias al uso de las más modernas técnicas en limpieza, en procesos de reciclado y optimización del uso de recursos naturales.

Durante estos meses calurosos que se aproximan (o el tiempo que desees) conservamos tus alfombras —una vez limpias— en nuestra área de almacenamiento bajo condiciones ideales de humedad relativa y máxima seguridad. Para cuando quieras utilizarlas nuevamente, devolvértelas en perfecto estado.

Categorías: Consejos
alfombra 4 consejos para acertar con tu alfombra a medida

4 consejos para acertar con tu alfombra a medida

Si estás pensando iniciar tu hogar en el decorativo y práctico universo de las alfombras o si, por el contrario, meditas abrir a ellas nuevos espacios, debes siempre supeditar tu elección a las dimensiones de estancias y sus entornos. Es decir, no cualquier alfombra se adapta a cualquier habitación, pues se corre el gran riesgo de desvirtuar, asfixiar y desestilizar ambientes. Desde Tu Tienda de Alfombras, especialmente, recomendamos y ofrecemos alfombras a medida, para que quedes como un rey o reina del interiorismo doméstico. Por ello, queremos compartir contigo estos adecuados cuatro consejos:

 En el recibidor, apuesta por alfombras alargadas y no arrinconadas, más bien centradas, con todo el mobiliario adicional situado alrededor, directamente sobre el suelo. Aunque si, por ejemplo, el grueso de muebles estuviera contra un solo lado de la pared, la alfombra iría justo frente a estos.

– En lo referente a las alfombras de salón para espacios amplios, emplea una lo suficientemente grande como para situar encima el mobiliario sin que este quede demasiado apretado, apelmazado. Y si tu salón es poco amplio, no hay problema: lo acertado, al menos, es que las patas delanteras del sofá o sillones reposen sobre la alfombra. También, en estos casos, puede colocarse bajo la mesa central (ojo, ten en cuenta que las sillas queden dentro de la alfombra) o delimitando una zona donde sentarse (esto último, algo muy habitual hoy en día).

– Una alfombra de dormitorio tiene que cubrir la superficie de la cama al completo (incluidos sus laterales y zona a los pies), pudiéndose evitar, si se quiere, la parte de las mesillas de noche. Deja una distancia importante con respecto a los armarios u otro mobiliario de la estancia. Otra opción consiste en colocar dos alfombras más pequeñas a ambos lados de la cama, también con posibilidad de otra más pequeña a los pies. En nuestra tienda contamos con piezas de todo tipo de diseños. ¿por qué no apostar por alfombras modernas?


– Hay alfombras con interesantes acabados especiales (de fácil lavado y antideslizantes) para la cocina y baños. Funcionan muy bien las semicirculares o rectangulares, de pequeñas dimensiones, para la zona del lavabo.

Categorías: Consejos