Con el buen tiempo dan ganas de renovar toda la casa. Lógicamente no podemos renovar los muebles cada vez que cambiemos de estación, pero sí podemos darles un aire distinto a los muebles de madera y aprovechar para darles una nueva vida a aquellos que lo necesitan.

Una de las primeras reglas de la decoración es que, si se quiere que una habitación tenga una sensación de frescura, debemos de evitar que se vea recargada. Por tanto, fuera adornos innecesarios de tus muebles y apuesta por el minimalismo. Pocas piezas, pero de calidad y belleza, conseguirán dar una imagen mucho más fresca de tu sala de estar y de tu comedor que además se verán más elegantes.

Si tienes muebles que ya se ven antiguos o que se han ido estropeando con el paso del tiempo pero son de madera buena, ni se te ocurra deshacerte de ellos. Lo vintage está de moda, pero no confundas vintage con viejo. Ponte manos a la obra, lija tus muebles en mal estado y dales un acabado envejecido y muy diferente usando, por ejemplo, una pintura a la tiza. El cambio será espectacular y tu habitación se verá totalmente renovada y fresca.

Alfombras frescas

¿Eres de los que recoges las alfombras en verano y no las sacas hasta que llega de nuevo el frío? Seguro que no haces lo mismo en tu cama o con tus cortinas, sino que simplemente, sustituyes las de invierno por otras más adecuadas para la estación.

Pues con las alfombras sucede lo mismo, tal vez la solución no esté en retirarlas, sino en cambiarlas por otras más frescas que ayuden a que la casa se vea más vestida y mucho más agradable.

Un buen ejemplo son las alfombras realizadas con fibras vegetales, como por ejemplo las fabricadas con fibras de coco. O las alfombras de bambú o las que se fabrican con tablillas de madera. Cualquiera de estas alfombras puede ser muy elegante y muy fresca a la vez, siendo la solución perfecta para el verano.

Si además tu suelo es de madera, con estas alfombras evitarás que se estropee al estar totalmente desprotegido durante el verano, sobre todo en las zonas de más tránsito como el pasillo o la sala de estar. Aprovecha también para cambiar las cortinas gruesas por estores con tela con filtro solar y así tus suelos tampoco se deteriorarán por el sol.